© Lorena Darquea

©Lorena Darquea

casa retoños

 

El Proyecto Retoños se destina a una familia de muchas familias. Alvaro y María son los clientes que buscan una casa para el gran conjunto de 16 miembros –entre sus hijos y nietos-. Siendo una familia unida, se encuentran con regularidad; por ahora, lo hacen en un pequeño departamento en Quito, pero buscan un espacio más amplio que se aleje del ruido y ambiente gris de la ciudad.

El terreno se ubica en el Valle de los Chillos en la Armenia, frente al Parque Metropolitano. Por primera vez, tienen un terreno con posibilidades de armar su jardín propio y espacio suficiente para reunirse. El proyecto tiene dos propósitos: aprovechar la naturaleza del contexto y construir un espacio para reunir a la familia grande y heterogénea. 

La propuesta es una barra alargada de dos plantas que ocupa una mínima cantidad de terreno; una casa rodeada de verde. Se respetan retiros laterales y se dejan dos jardines: posterior privado y frontal. En medio de la barra, un paso a manera de jardín interior, junta los dos retiros laterales a través de dos puertas plegables amplias. Una vez abiertas, las puertas funcionan como un doble acceso a la casa y conjugan la circulación entre el gran jardín circundante y las áreas interiores.